fbpx

Conexión Jaguar: una ruta para la conservación del gran felino de América

Por: RCN Radio.

Conexión Jaguar es el programa de sostenibilidad de ISA y sus filiales. Foto: Conexión Jaguar ISA

Durante los últimos 100 años, el hábitat y rango de distribución del jaguar en América del Sur se ha reducido a menos de la mitad. Esta especie juega un papel fundamental para el equilibrio y funcionamiento apropiado de los ecosistemas, razón por la que ISA, en alianza técnica con South Pole y Panthera, trabaja para la conservación de este felino, considerado el más importante del continente.

Para ISA, cumplir 50 años iba más allá de celebrar una fecha especial. En 2017, este grupo empresarial le apostó a Conexión Jaguar, su programa bandera de sostenibilidad que busca proteger la biodiversidad asociada al hábitat del jaguar, contribuir a la mitigación del cambio climático y generar beneficios en las comunidades rurales.

¿Pero por qué preocuparse por la suerte de esta especie? El jaguar, también conocido como el felino más grande de América, desempeña un papel fundamental en el equilibrio ecosistémico, garantiza la supervivencia de especies menores, protege el agua y los bosques, por lo que es el símbolo máximo de que la biodiversidad donde habita está intacta. Sin embargo, un estudio hecho recientemente por Panthera evidencia que en América quedan unos 173.000 jaguaresmenos de la mitad de la especie que ha existido históricamente en todo su rango de distribución.

Ante esta realidad y bajo la promesa de dejar un legado que trascienda por generaciones, ISA, en alianza con South Pole y la Fundación Panthera estructuró un programa que busca reducir gases de efecto invernadero (GEI) para la mitigación del cambio climático, mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales y recuperar y conectar los hábitats naturales del corredor del jaguar en América Latina, que coinciden con los territorios donde la compañía tiene presencia.

“Con esta iniciativa confirmamos nuestra clara voluntad de operar nuestros negocios en un marco de desarrollo ambientalmente sostenible y nuestro apoyo a las grandes causas globales de protección del planeta. Además, ratificamos nuestra contribución al cumplimiento del Convenio Internacional sobre Diversidad Biológica (CDB) y a los compromisos adquiridos por los países en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático de la ONU en 2015”, explica Bernardo Vargas Gibsone, presidente de ISA.

En la actualidad, Conexión Jaguar adelanta proyectos en Colombia en los municipios de Cimitarra, Santander y Tierralta, Córdoba; allí se han avistado y registrado en cámaras trampa más de 40 especies de fauna. Dos hallazgos importantes dan como resultado el avistamiento del tití cabeciblanco (Saguinus oedipus) y el registro del paujil de pico azul (Crax alberti), ambas especies endémicas y en peligro crítico de extinción.

Recientemente, el programa comenzó a desarrollar su primera iniciativa fuera de Colombia. Se trata de un proyecto tipo REDD+ en Perú denominado Concesión para la Conservación del Alto Huayabamba (CCAH), ubicado en el departamento de San Martín y administrado por la Asociación Amazónicos por la Amazonía (AMPA). Allí se conservarán 144.000 hectáreas y se beneficiará a las familias de la zona a través de la implementación de acciones que ayudarán a mejorar sus condiciones de vida.

Para el año 2030, Conexión Jaguar se ha puesto una meta de conservar 400 mil hectáreas en Latinoamérica, a través de 20 proyectos priorizados y la reducción de 9 millones de toneladas de CO2. Con este objetivo, el programa abre, una vez al año, convocatoria de proyectos forestales en Colombia, Perú, Brasil, Chile y Bolivia. Este año, adelanta su segunda edición.

Convocatoria de proyectos forestales 2018  

El programa Conexión Jaguar apoyará con recursos técnicos a las mejores iniciativas rurales en Latinoamérica, que aporten a la mitigación del cambio climático y a la protección de la biodiversidad. Los proyectos seleccionados emitirán y comercializarán bonos de carbono, certificados con los más altos estándares internacionales.

Estas iniciativas deberán contribuir a la conservación y mitigación del cambio climático, mediante proyectos que aporten a la reducción de Gases de Efecto Invernadero -GEI-, e implementen buenas prácticas ambientales, de biodiversidad y sociales, en las zonas donde se desarrollan.

Las postulaciones deberán realizarse por personas naturales o jurídicas que tengan un contrato de arrendamiento o sean propietarios de los predios donde se desarrolle el proyecto y cuenten con recursos operativos para ejecutar las principales actividades de implementación.

Los proyectos forestales que pueden participar son de dos tipos:  

• Forestación, Reforestación, y Revegetación (ARR), que buscan aumentar los inventarios forestales de carbono, para darles un manejo sostenible.

• Reducción por Emisiones de Deforestación y Degradación (REDD+), que buscan conservar los bosques, al reducir su deforestación y degradación.

La convocatoria se encuentra abierta hasta el martes 9 de octubre, y está dirigida a iniciativas rurales ubicadas en países con zonas de influencia del corredor del jaguar como, Colombia, Brasil, Bolivia, Perú y Chile, este último, se refiere al hábitat del puma.

Para postularse, ingrese al siguiente enlace.